7 motivos por el que nos fascina el fuego de una hoguera

En el post de esta semana os mostramos 7 datos psicológicos de porque  a las personas, en general, nos gusta tanto contemplar el fuego de una chimenea o estufa.

Esperamos que os guste y os parezca como mínimo, curioso.

1) Fuente de calidez y vitalidad: ¿quien no ha acudido nunca a reconfortarse en el fuego después de un día frío o lluvioso? Desde siempre el fuego a sido fuente de vida, y esto parece que va grabado en nuestro subconsciente.

2) Recuerdos de la infancia: quien más y quien menos a jugado de pequeño con un fuego, esa inquietud innata en el ser humano por descubrir lo desconocido, hay cosas que no se olvidan, y incluso de adultos, podemos llegar a pasar largos ratos simplemente contemplando el fuego.

3) Confort del calor: desde la antigüedad es bien sabido el poder curativo del calor, por eso, el calor del fuego nos relaja y proporciona una agradable sensación de confort que no podemos encontrar en otros tipos de calefacción como aires acondicionados y demás.

4) Punto de reunión social: nuestros antepasados realizaban las reuniones y acontecimientos importantes alrededor de una buena hoguera. En la actualidad, sin darnos cuenta, seguimos agrupándonos alrededor del fuego cuando estamos en sociedad, por ejemplo en navidad junto a la chimenea, o simplemente en una torrada de campo, las personas tendemos a agruparnos en torno al fuego.

5) Sensación de protección: el fuego también ha sido usado desde antaño como elemento de protección, su fuerza nos transmite seguridad. No es lo mismo una noche oscura, que una noche oscura arropado por un buen fuego.

6) Romanticismo: el fuego se relaciona con el romanticismo y la sensualidad, por eso nos atrae. Eleva la temperatura, relaja, el rojo es el color de la pasión…No en vano toda cena romántica que se precie tiene el fuego siempre presente, en el menor de los casos, velas.

7) Magia de la llamas: el ser humano no deja de hacerse preguntas, y contemplar el fuego y ver como la leña se transforma en fuego, para luego darnos toda su energía y desaparecer como ceniza nos fascina, no deja de tener un punto de mágico.

 

Estos son los siete motivos que desde ConfortCalor encontramos para explicar la fascinación que siente el ser humano hacia el fuego.

Y a ti, ¿porque te fascina? Cuentanoslo!

Beneficios ambientales y económicos de una chimenea cerrada frente al fuego abierto

En este post vamos a describir de forma sencilla los beneficios que suponen las chimeneas cerradas frente al fuego abierto tradicional. En chimenea cerrada nos referimos a chimenea metalica, insert, cassette de leña, o estufas de acero o fundición.

En los fuegos abiertos tradicionales el 70% aproximadamente de la energía obtenida de la madera se escapa directamente por el tiro, lo cual quiere decir que únicamente alrededor del 30% de la energía generada se destina a calentar nuestro hogar. Mientras que en las chimeneas cerradas el rendimiento supera el 75%, y en algunas incluso el 90%, por lo tanto el ahorro en cuanto al aprovechamiento de la leña es importante.

Otro de los inconvenientes del fuego abierto es que la entrada de aire no se puede controlar y consume grandes volúmenes de aire frío de la estancia que rápidamente se pierden por el tiro. En cambio en un fuego cerrado la entrada de aire y por tanto la combustión están controladas, lo que permite que el rendimiento del aparato sea mucho mayor y por otra parte que la propagación del calor a la estancia sea más lenta, lo que hace que aumente la sensación de confort y la experiencia sea mucho más agradable.

Por último otro aspecto a favor de las chimeneas cerradas es que parte de la radiación térmica obtenida en la combustión es reflejada hacia el interior del aparato, lo cual hace que se alcancen mayores temperaturas dentro de la cámara de combustión, lo que favorece por una parte la mejora de la combustión con lo que la emisión de contaminantes es menor, y por otra parte hace que el cristal de la puerta se ensucie mucho menos.

Esperamos que los beneficios os convenzan y os paséis a la chimenea cerrada.

Un saludo de ConfortCalor!!!

Lo que debería saber sobre la limpieza de chimeneas

En el post de esta semana hablamos sobre la importancia de la limpieza de chimeneas, o deshollinado, para que la gente tome consciencia de la importancia que tiene el mantenimiento de un aparato, tanto a niveles de rendimiento y ahorro como también por seguridad.

La propia combustión dentro de la chimenea o estufa , tanto de leña como de pellet, provoca suciedad y residuos (hollin, condensaciones, alquitranes, sulfatos…). Estos residuos de adhieren tanto al aparato como a los conductos de evacuación de humos con una serie de inconvenientes y riesgos que a continuación describimos.

Básicamente los motivos  por los que deshollinar son 4:

1 Ahorro

El depósito de los residuos en las paredes de los conductos hace que el diámetro de evacuación de humos disminuya, lo cual repercute en una pérdida del rendimiento del aparato de entorno al 8% por cada milímetro de depósito. Por lo tanto el aprovechamiento del combustible es mucho menor y supone un mayor gasto en combustible.

2 Riesgo de Incendios

Los depósitos antes mencionados que se acumulan en los conductos alcanzan altas temperaturas durante el funcionamiento de la chimenea, pudiendo llegar a inflamarse y provocar un incendio en la vivienda.

3 Riego de Intoxicación

Si los conductos están obstruidos o demasiado sucios puede suponer un retorno de los gases hacia el interior de la vivienda, debido a una mala evacuación de los mismos. Lo cual supone un gran riesgo de intoxicación porque algunos de los gases resultantes de la combustión son incoloros e inodoros.

4 Sostenibilidad

La pérdida de tiro que conlleva la reducción del diámetro de los conductos de evacuación de humos hace que la combustión en el interior del aparato no sea tan eficiente, lo cual además de suponer un incremento del coste en combustible hace que la combustión no sea tan completa y la emisión de gases y contaminantes en general a la atmósfera sea mayor. Motivo de más para mantener los conductos limpios.

 

Puede que haya más motivos para mantener los conductos de ventilación deshollinados, pero creemos que estos 4 son los principales.

En el post de la semana que viene os explicaremos como se realiza un deshollinado y que útiles se pueden utilizar.

 

Esperemos que os guste, nos leemos próximamente en el Blog de ConforCalor.

 

 

Diferencias entre leña y briquetas de madera.

Seguro que más de una vez te habrás planteado si utilizar briquetas de madera o no para tu chimenea, o si son mejores o peores que la leña para calentar tu hogar.

Si es así, en el post de hoy nos centramos en estas dudas ya que son muchos los clientes que nos piden aclaraciones en este sentido.

Primero hay que saber las características básicas de ambos combustibles y luego analizaremos las diferencias.

Briquetas:

Las briquetas se fabrican con residuos de industrias de la madera, tales como serrines y virutas, prensados con calor y utilizando la propia lignina de la madera como aglutinante. La humedad de la briqueta no varia, pues vienen envasadas al vacío, y es un combustible cómodo y limpio para usuarios con poco espacio para guardar la leña.

Lo más importante para determinar la calidad y por tanto la durabilidad de la combustión de la briqueta es saber con residuos de que madera han sido fabricadas, ya que unos residuos de maderas blandas se consumirán rápidamente afectando a su bolsillo, en cambio si los residuos proceden de maderas duras la briqueta será de inmejorable calidad y durabilidad.

Una de las mayores ventajas de las briquetas es que se pueden trocear, lo cual las hace ideales para pequeñas estufas con pequeña puerta de carga.

Leña:

No vamos a incidir en que tipo de leña es mejor o como elegir la leña, ya que para eso tenemos el post de la semana pasada: elección de la leña , como recordatorio diremos que la leña no tiene una humedad fija y que esta humedad es clave para mejorar el rendimiento.

El poder calorífico de la leña en general es menor que el de la briqueta, aunque las maderas duras tienen un alto poder calorífico (4548 Kcal x Kg), aunque esto lo compensa con una mayor durabilidad y la posibilidad de crear brasas que mantienen la temperatura durante más tiempo, cosa que no disponemos con la briqueta ya que esta no genera brasas.

El mínimo diámetro que deben tener los leños es de unos 5cm y el máximo unos 15cm.

El almacenaje de la leña requiere de más cuidados que las briquetas, pero también su precio es menor. Lo ideal es siempre que se pueda comprar grandes cantidades ya que el ahorro será mayor.

Diferencias:

-El poder calorífico de las briquetas es mayor, pero se rendimiento y durabilidad son menores.

-Comprada en grandes cantidades la leña supone un ahorro importante.

-En grandes ciudades será mas fácil adquirir briquetas que leña de calidad.

-Y el almacenaje de las briquetas es más sencillo y limpio que el de la leña.

En resumen, la leña es más barata y dura más, y la briqueta es más cómoda y limpia de almacenar y aunque tiene un gran poder calorífico su durabilidad es baja.

El consejo de ConfortCalor:

Dado el alto poder calorífico de las briquetas las podemos utilizar para comenzar el fuego ( no como iniciador ) y elevar rápidamente la temperatura del hogar. Una vez conseguida la temperatura añadir leña dura y de calidad para mantener el fuego y la temperatura durante un mayor periodo de tiempo. De esta manera estaremos beneficiándonos de las mejores cualidades de cada tipo de combustible.

 

Esperamos que os sea útil el post de hoy, no dudéis en contarnos como utilizáis las briquetas o la leña y si hay alguna cualidad que echéis en falta.

 

Un saludo,

ConfortCalor.

 

Como mejorar el rendimiento de una estufa mediante la elección de la leña.

En el post de hoy vamos a daros unos pequeños consejos que os ayudarán a mejorar el rendimiento de la estufa y a su vez os facilitarán mucho las tareas de limpieza y mantenimiento del aparato.

Las estufas de última generación, como las que encontráis en ConfortCalor , son de combustión estanca y tienen un alto nivel de eficiencia, pero no bajo todos los usos, para ello necesitan de una leña bien seca ( con niveles de humedad inferiores al 20% ). A continuación veremos como elegir bien para maximizar el ahorro y la eficiencia de nuestras estufas.

La elección de la leña:

Siempre es preferible optar por leñas duras, estas ofrecen una buena brasa y mantienen el fuego por más tiempo. Las mejores en este aspecto son las de roble, encina, haya, fresno y carpe. Aunque se pueden utilizar otro tipo de leñas o combustibles para realizar un buen encendido, como pueden ser pastillas de encendido o incluso piñas.

En cambio no es aconsejable el utilizar leñas blandas como el álamo o el sauce o resinosas como el alerce, pino o abeto. Las primeras porque de consumen rápidamente y las segundas porque aunque tienen un buen poder calorífico ensucian los conductos y el aparato en exceso con alquitrán por condensación, lo cual resta belleza al aparato ( por el cristal ) y supone un riesgo evitable la condensación de alquitrán en los coductos.

Como secar la leña:

Una leña muy húmeda producirá una gran cantidad de humo denso, que puede taponar los conductos de humo y provocar problemas de tiro. Lo mejor es utilizar una leña con porcentajes de humedad de menos del 20%, como averiguar esto es complicado le recomendamos que o bien almacene su propia leña o se asegure de que esta haya sido bien secada y en buenas condiciones durante al menos 24 meses.

¿Que queremos decir con bien secada? Bien secada quiere decir que haya sido secada a cubierto, con los leños sin contacto con el suelo, y en un lugar ventilado. Esta misma manera es con la que debe proceder si opta por secar su propia leña.

 

Esperemos que pongan en práctica estos pequeños consejos, seguro que sus bolsillos lo agradecen y sus estufas también.

Y tu, ¿tienes algún otro truco para mejorar el rendimiento de tu estufa?

6 tipos de calidez de la mano de Jotul.

Cuando pensamos en una estufa, una chimenea, una hoguera o el fuego en general lo primero que se nos viene a la cabeza es la sensación de calidez, pero ¿sabemos realmente porque? ¿sabemos cuantos tipos de calidez se pueden experimentar?

Desde la marca Noruega Jotul nos llega su filosofía de calidez, en la que desde 1853 llevan basando todos sus diseños, y en la que explican que la calidez es calor y confort pero también mucho más que eso.

1 Calidez Física

Este tipo de calidez se relaciona con la sensación de temperatura, de calor, pero para que sea una sensación agradable no se busca calentar y alcanzar la mayor temperatura posible, sino la mas confortable. Esto se consigue tanto por radiación como por convección, y los sistemas de combustión limpia aseguran una eficiencia de hasta el 90%, lo cual es bueno para la economía del hogar y para el medioambiente.

2 Calidez Ambiental

La danza que llevan las llamas mientras arde la leña es algo que lleva fascinando a la humanidad desde hace miles de años, por ello, es imprescindible para lograr potenciar este efecto que en una estufa o chimenea el fuego se mantenga siempre vivo y constante, y a su vez, que el cristal se mantenga limpio y sea lo más amplio posible. La casa Jotul entiende esto y lo lleva a cabo en todos sus diseños.

3 Calidez Visual

El ambiente creado por una estufa o un hogar va íntimamente ligado a su estética, por eso un diseño intemporal es ideal para que la estética del aparato no pase de moda y sea algo mas duradero que una moda pasajera. La relación y armonía logradas en este aspecto son marca de la casa.

4 Calidez Conveniente

Para que nada le reste valor a la estufa o chimenea, que se convierte en el elemento central del hogar, es imprescindible que esta sea fácil de limpiar, de instalar, de mantener y sobre todo de usar. De esta manera disfrutar del placer del fuego es mucho mas sencillo y nada empaña esta sensación de confort que acompaña a todo fuego.

5 Calidez Duradera

El fuego transmite seguridad, no en vano en nuestros mas lejanos antepasados lo usaban para protegerle en las oscuras noches. Esta sensación de seguridad sigue vigente hoy en día, acercarse a un fuego es sinónimo de confort y seguridad. La casa Jotul trabaja desde 1853 y sabe que para que la sensación de seguridad sea total la confianza en la durabilidad del aparato debe ser total. Por eso, garantizan un mínimo de 10 años de disponibilidad de los repuestos y ofrecen garantía de fabricación de 10 años.

6 Calidez Sostenible

Para que la conciencia de todos los clientes pueda descansar tranquila, la ciencia de esta marca no para de renovarse e innovar. El hierro fundido que utilizan es reciclado, la energía utilizada en la fundición es principalmente hidroeléctrica y la tecnología de combustión limpia desarrollada por los ingenieros de Jotul reducen al mínimo las emisiones a la atmósfera. Con lo que todos los clientes pueden disfrutar del calor y confort de los productos Jotul sabiendo que están siendo respetuosos con el medio ambiente, algo totalmente necesario para cuidar nuestro irrepetible planeta.

Y tu, ¿crees que existe algún tipo más de calidez?

¿a cual le das más importancia?

 

Esperamos que os haya sido interesante el post, y que desde ahora todos disfrutemos de la calidez de un fuego 6 veces más.

 

Nos leemos el Domingo que viene!!!

5 cosas a tener en cuenta antes de comprar una estufa de leña

Una estufa de leña no es una barra de pan, que cada día compramos una nueva y no nos acordamos de si la de ayer estaba más o menos salada o más o menos en su punto de cocción. Una estufa es una inversión “importante” para usted y su vivienda, por lo tanto no está nunca de más analizar los puntos básicos a tener en cuenta a la hora de elegir la estufa adecuada, ya que esta nos acompañará en los días fríos durante muchos inviernos.

En este post vamos a tratar de hablar de los 5 puntos más importantes a tener en cuenta, a modo de sobrevuelo, más adelante desarrollaremos cada punto en un post específico donde profundizaremos al detalle en cada uno de los temas.

1) Ubicación:

Ni que decir cabe que si es una primera instalación hay que asegurarse de que el proyecto es viable, ¿cabe la estufa en el lugar donde hemos elegido? ¿podremos sacar los tubos de salida de humos rectos atravesando el techo hasta el exterior? ¿será necesario algún codo? Todo este tipo de preguntas, sencillas, pero necesarias para evitar trabajos extras. Desde ConfortCalor tenemos a vuestra disposición nuestro correo electrónico, donde podéis consultarnos todo tipo de dudas e incluso enviarnos algunas fotografías para aconsejaros en la elección tanto de la estufa como del material necesario. Más de 25 años como instaladores y distribuidores en tienda física nos avalan.

Por otra parte, si ya dispone de una chimenea y lo que desea es insertar una estufa lo que debe hacer es realizar las medidas de profundidad, altura y anchura de la misma y consultando las fichas técnicas de nuestros aparatos podrá saber si este cumple los requisitos de tamaño. Si en algún aparato no tiene clara medida  no dude en ponerse en contacto con nosotros y con la mayor brevedad posible le daremos todos los detalles que les sean necesarios.

2) Instalación:

La instalación de una estufa no es complicada, no es necesario más que una o dos personas y un poco de ganas. La satisfacción de ver funcionando la estufa que hemos instalado bien vale las dos horas de trabajo que nos puede llevar. Más adelante lanzaremos un post específico de instalación, donde revelaremos algunos de los “trucos” que en nuestra larga experiencia hemos ido adquiriendo y que gustosamente compartiremos con vosotros, no obstante todos nuestros aparatos son enviados con un manual de instalación.

No obstante, si el punto 1 está bien mirado la instalación de la estufa se resume en:

-Colocación del aparato y posicionamiento adecuado.

-Colocación de los accesorios que vienen desmontados (puertas, manetas, deflectores…)

-Pasado de tubos de salida de humos. (tienen una única orientación y los tubos los enviamos con las abrazaderas ya presentadas y listas para apretar)

-Fijación y sellado de las juntas tubo/talla o tubo/techo

-Colocación del sombrero.

Resumiendo estos son los pasos, ¿sencillo verdad? Ya os lo anticipamos…

3) Elección de la potencia

Esta parte es determinante, nos va a permitir que la estufa trabaje cómodamente y con su máximo porcentaje de rendimiento. Una estufa demasiado potente para un volumen pequeño es igual de contraproducente que una estufa poco potente funcionando por encima de sus límites para un volumen grande. Parece obvio, pero suele ser un problema que es muy fácil de evitar. Si tienes dudas de nuevo contacta con nosotros, no obstante en nuestra web la mayoría de aparatos tienen en la sección de características la potencia y el volumen de aire que pueden calentar.

4) Distancias de seguridad

Es importante tener en cuenta las distancias de seguridad de las chimeneas, estas distancias tienen que ver con la proximidad a materiales combustibles, zonas donde la pintura de la pared puede degradarse, etc. En todos los casos nuestro consejo es claro, prima siempre el sentido común. No obstante para cada tipo de aparato y tipo de instalación existen unas tablas de distancias de seguridad testadas, si tienes alguna duda ponte en contacto con nosotros.

5) Compromiso

En ConfortCalor creemos que lo más importante es el confort del cliente, por ello, sabemos que una estufa debe ser fácil de usar, fácil de instalar, eficiente y respetuosa con el medio ambiente. Nuestro compromiso en este sentido es total, por eso, el punto 5 déjelo en nuestras manos.

Estos son nuestros consejos a la hora de elegir una estufa de leña, si se te ocurren algunos más o quieres darnos tu opinión no dudes en dejar un comentario. Estaremos encantados de saber vuestras opiniones.

Gracias por vuestra atención, esperamos que el artículo haya sido de vuestro interés.